Como elegir tu primer bolso de lujo

Mi último cumpleaños ha sido memorable y cargado de emociones, con 26 añitos por fin he conseguido un pedacito de ese sueño de toda mujer, que le guste la moda y el lujo por supuesto, mi primer bolso Louis Vuitton. Hoy os cuento mi experiencia desde que lo soñé hasta que lo tuve en mis manos.

Si voy a invertir en un bolso de lujo mejor que sea lo más único posible.

Desde hace un año decidí sumergirme en el mundo de la moda, y desde entonces empezó mi deseo por tener un bolso de lujo, entre otros muchos deseos lujosos -risas-. A veces parecen inalcanzables y que solo una clase de mujer con un estatus social elevado son las únicas en permitirse tal capricho, pero todo el que piense de esa manera esta bien equivocado, sin duda los mortales también tenemos derecho. 

Las ideas claras en lo que quieres

La idea de elegir el bolso adecuado fue sencillo para mi, aunque no lo parezca. Yo sabia que no quería un bolso que tuviese medio mundo -si voy a invertir en un bolso de lujo mejor que sea lo más único posible-, sabía que lo quería pequeño -porque es el tipo de bolso que me gusta- y que fuese muy combinable. Además, quería un bolso timeless, de esos que nunca pasan de moda para que en unos años lo llamen vintage y mis hijas puedan llevarlo -justo lo que un bolso low cost no puede ofrecerme-. ¡Ah, se me olvidaba! muy importante era que no pasara de los mil € -risas-. Teniendo todo esto claro sólo me quedaba elegir el bolso que cumpliera con todos estos requisitos.

Buscando en un pajar…

Después de buscar en infinitas webs, entre ellas netaporter o incluso la web outlet de lujo theoutnet decidí que me decantaría por el monograma de Louis Vuitton, ¿qué más clásico que eso? y por un bolso con historia en una reciente edición mini, el Alma BB de la firma, que además cumplía absolutamente todos mis requisitos.

Volviendo los sueños reales

Una vez que lo quieres debes ir a por el, y aquí dependerá de ti, de tu persistencia y de cuanto lo quieras. Lo digo de nuevo, sobran ganas y mucha paciencia, puedes ahorrar si no puedes permitir un gran gasto de golpe, puedes comprarlo second-hand -muy popular esta opción hoy en día- o puedes tener la suerte de que alguien se apiade de ti y te lo regale. Leo, mi marido, fue el causante de mi dicha, y después de entender porque lo quería, decidió que tenía que regalármelo.  No es inalcanzable si tu lo crees así. Ahora como meta me he propuesto aunque sea un bolso de lujo al año -mente malévola-.

No pido que todos lo entiendan, esto no tiene nada que ver con “postureo” o “pretensiones”.

Tener un bolso de lujo sin duda te hace sentir especial y diferente, la idea de tener algo único que no se vaya a repetir por las calles -o no demasiado- es alucinante. Y no pido que todos lo entiendan -risas-, esto no tiene nada que ver con “postureo” o “pretensiones”,  muchos se gastan lo mismo en el móvil del año, a mi simplemente me gustan las cosas de buena calidad, me gusta que perduren en el tiempo, y sí, me gustan los bolso de lujo. ¿Por qué no?.

Os dejo con mi look para estrenar a mi pequeña Alma, espero no cansaros de ella en breve -risas-.

XOLB


Abrigo Mostaza 9 Abrigo Mostaza 4 Abrigo Mostaza 3 Abrigo Mostaza 6 Abrigo Mostaza 7 Abrigo Mostaza 2 Abrigo Mostaza 8 Abrigo Mostaza 5

Sobre el look| Top: Zara | Pantalones: H&M (negro) | Botines: Clarks | Abrigo: Zara |Gafas de sol: ASOS (similar)| Bolso: Louis Vuitton